ESPECIALISTAS EN SONRISAS


PREGUNTAS FRECUENTES Y CONSEJOS

 

Queramos o no, finalmente el día llega. La visita al dentista es inevitable e imprescindible si queremos disfrutar de una buena salud bucodental. Sin embargo a muchas personas (no solo a niños) el acudir al dentista les produce auténtico terror, ¿cómo superar esta animadversión? Te damos algunas claves para conseguirlo.

Según un reciente estudio, el 47% de los españoles tiene miedo a ir al dentista. Es pensar que se acerca el día y empiezan ya a autogestionarse y a pasarlo mal, muy mal. Luego, en realidad, la experiencia no es para tanto pero el simple hecho de saber que se va al dentista puede incluso menguar el ánimo de muchos pacientes. El miedo al dentista es uno de los más habituales entre la gente y es imprescindible saber cómo gestionarlo, afrontarlo y superarlo.

Gran parte de este miedo es el pinchazo de la anestesia, simplemente porque esta está más cerca de nuestro campo visual que si nos pincharan en otra parte del cuerpo. Con un simple giro de la cabeza podemos evitar enfrentarnos a la jeringuilla. En realidad el miedo al dentista son más prejuicios que dolores en sí en el momento de la revisión y/o intervención. Hasta para extraer unas muelas del juicio, el posible dolor puede sucederse ya en casa, no en el momento que se extraen donde gracias a la anestesia no se siente absolutamente nada.

Consejos para vencer el miedo al dentista

Es importante primero identificar que nos da miedo. Como apuntábamos antes, ¿es la anestesia? ¿es la incomodidad de tener la boca abierta tanto tiempo? ¿es un sentimiento más bien escrupuloso de que nos estén introduciendo elementos de trabajo propios de una intervención o inspección dental dentro de nuestra boca? Partiendo de este punto, aprenderemos a saber cómo solventarlo.

Uno de los consejos esenciales para vencer el miedo al dentista es confiar en una clínica de confianza, cercana a casa, sin que tengas que llevar a cabo grandes desplazamientos y si ya ha ido algún amigo o familiar mucho mejor. De hecho haber ido como acompañante o para pedir información te puede ayudar a adquirir cierta confianza ya con la clínica a la que, posteriormente, acudirás tú también. También observar las buenas opiniones de la clínica en redes sociales o en las reseñas de Google puede ayudarte a ganar confianza en la marca.

Pide hora y que esta no sea muy tarde ya que tu miedo hará que te eches atrás. Y prepárate mentalmente. Piensa en utilizar técnicas de relajación antes, en tomarte alguna solución natural para tranquilizarte como infusiones o tés y plantéate objetivos  después de tu visita al dentista. Por ejemplo, piensa que después del dentista vas a ir a dar un paseo, has quedado con un amigo, te espera una buena película, te vas a ir de compras… por lo que para conseguir disfrutar de ese objetivo, es necesario que primero pases por el dentista.

Otro de los consejos para vencer el miedo al dentista es no ir solo. Confía en un familiar o amigo que te de confianza y serenidad y te distraiga durante la espera de tu turno. Además acude a una primera visita más informativa, para lograr esa confianza necesaria y resolver todas aquellas dudas que puedas tener respecto a tu salud bucodental y los procedimientos que se van a llevar a cabo.

Te puede parecer una exageración pero al llegar a consulta di que te da mucho miedo los dentistas, así éstos serán más benévolos y pacientes si cabe contigo. Y si vas solo, intenta llevarte un libro o música relajante en tu dispositivo móvil que seguro te calmará los ánimos.

Ya en consulta, una forma de superar el miedo al dentista es coger cierta confianza con el dentista. Éste seguro que te la dará (y más en nuestra clínica) pero un trato cercano, sencillo y cálido te asegurará una buena experiencia desde el punto de vista anímico. Y si el miedo es al dolor, como suele ocurrir, pregunta por la sedación. Que una voz profesional te tranquilice sobre el tema es imprescindible. No te preocupes, al final el miedo al dentista es más infundado que real.

 

11:34:01
Viernes, 12 de Abril del 2019

 
 

Lucir una sonrisa bonita es sinónimo de belleza y salud. ¿Por qué contentarnos con unos dientes que distan mucho de ser como desearíamos? En la actualidad hay un buen número de tratamientos que ofrecen grandes resultados en cuanto a limpieza y brillo de nuestros dientes. Estos 5 tratamientos en estética dental más demandados.

Tener una dentadura sana y bonita no solo nos ayudará a lucir una mejor apariencia frente a los demás, sino que nos aportará seguridad y confianza en nosotros mismos. También nos puede ayudar en mejorar nuestra presencia ante eventos sociales, búsqueda de trabajo, en nuestras relaciones personales… es muy fácil disfrutar de unos dientes perfectos, saludables y radiantes. Gracias a algunos de estos 5 tratamientos en estética dental más demandados.

  1. Blanqueamiento dental

Es el rey en cuanto a tratamientos en estética dental. Gracias a él, podemos aumentar la blancura de nuestros dientes o eliminar esas manchas que por diferentes razones se han incrustado de forma perenne en nuestros dientes y nos afean una sonrisa bonita.

  1. Limpieza bucal

Todas las personas deberíamos realizarnos, al menos, una limpieza bucal al año. Y no solo por lucir unos dientes más limpios y sin sarro. Si no también para detectar incipientes caries que se esconden adormecidas en nuestra boca.

  1. Carillas dentales

Su función es, ante todo, enmascarar anomalías en el color de nuestros dientes. Las carillas dentales son finas láminas de porcelana, de aproximadamente 0,3-1 mm. de espesor, que se colocan cubriendo toda la superficie anterior de los dientes y se unen fuertemente al diente por medio de un adhesivo especial.

  1. Tratamiento de las encías

Uno de los tratamientos en estética dental más demandados para dar con una sonrisa bonita es también el tratamiento de las encías. Y es que toda sonrisa debe ir acompañada por unas encías en condiciones. En esta ocasión, es necesario modelar las encías de forma que recuperen el color y naturalidad de una encía sana, aparte de devolverles la forma que tienen estas sonrisas bonitas.

  1. Implantes dentales

Y,  por supuesto, los implantes dentales son una de las soluciones en estética dental más utilizados. En este sentido, se lleva a cabo una implantología de piezas dentales que bien por inexistencia o sustitución, necesitan de una nueva pieza para cubrir huecos y dientes poco sanos, caídos o rotos como consecuencia de algún traumatismo.

13:05:59
Viernes, 05 de Abril del 2019

 
 

Qué duda cabe que el paso de los años es inevitable, pasan para todos. Sin embargo en unas personas se nota más que en otras y en esto tienen mucho que ver diferentes aspectos como la propia genética, la alimentación, el estrés, el descanso… y, cómo no, el estado de nuestra boca. ¿Sabías que una mala dentadura -que precisa sí o sí un tratamiento de implantología dental adecuado- puede incidir más en los efectos del envejecimiento facial?

Con los años nos salen arrugas. Nuestra piel pierde firmeza. Nuestra mirada incluso puede volverse algo más apagada y triste. Y, cómo no, aparecen las inevitables canas. Sin embargo cumplir años y envejecer no tiene porque ser visto como algo negativo, todo lo contrario: no hay nada más positivo que cumplir años. Una persona de mediana o avanzada edad puede seguir siendo y sintiéndose guapa siempre y para ello es preciso tener también una buena dentadura.

Y es que la falta de piezas dentales o una mala higiene bucodental puede llevar a que tu cara acuse más el envejecimiento facial, algo a lo que puedes poner remedio gracias a un tratamiento de implantología dental. ¿Lo sabías?

Beneficios de una implantología dental

Una adecuada implantología dental no solo ayuda a recuperar la funcionalidad de nuestra boca: comer bien y prácticamente de todo, beber, hablar y reír sin sentir vergüenza ni ocultándonos. También nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos y a recuperar esa belleza estética que creíamos perdida.

Estos implantes se colocan entre el hueso maxilar y actúan como raíces artificiales. Una vez se ha realizado el implante se inicia un proceso de osteointegración con lo que se ayuda a preservar el hueso.

Estos procesos de implantología dental ayudan al crecimiento óseo y también a conservar la densidad y el volumen del hueso que rodea los implantes. Con ello evitamos a su vez perder las encías y frenamos los irremediables efectos del envejecimiento facial por una mala higiene bucodental

Efectos del envejecimiento facial

Una mala dentadura puede perjudicar mucho tu cara, ¿lo sabías? Y más con el tiempo y al cumplir años. Quizás eres joven y pienses que esto no te puede pasar a ti, pero no optar por un tratamiento de implantología dental puede pasarte factura más pronto que tarde.

Arrugas alrededor de la boca. Es el primer síntoma de envejecimiento facial que aparece, y es que la pérdida ósea perjudica a la dimensión vertical de la cara. O lo que es lo mismo, aumenta el pliegue en la comisura de los labios y con ello la aparición de las antiestéticas arrugas alrededor de la boca.

Labios demasiado finos. Una mala dentadura o la falta de piezas dentales provoca que se pierda volumen en los músculos de la cara y esto también afecta a los labios que pierden grosor. Además la falta de hueso hace que los labios se plieguen y en ocasiones parece que ni se tengan.

Una nariz que parece aumentar de tamaño. No es que cambie la nariz, en absoluto, pero la falta de una implantología dental adecuada provoca un envejecimiento facial que podemos observar con la sensación de tener una nariz más grande por culpa de la pérdida de huesos o la falta de dientes.

Tu expresión facial ya no es la que era.  Y como consecuencia tu cara parece incluso de más edad que la que realmente tiene. Por ejemplo, las comisuras de los labios se curvan hacia abajo provocando una expresión de tristeza.

No permitas que esto te pase. Opta por implantes y recupera la perfecta funcionalidad de tu boca y, cómo no, tu belleza. No aparentes más años de los que tienes.

 

16:01:46
Viernes, 29 de Marzo del 2019

 
 

Alrededor de los 5 ó 6 años,aparecen las primeras muelas definitivas en los niños.Su mineralización es débil,por lo que habrá que tener especial cuidado con ellas.En ocasiones es aconsejable colocar un sellador dental,que es una fina capa con flúor que se aplica en la parte superior de los dientes y que protege a estos de las temidas caries.

18:12:42
Mártes, 12 de Junio del 2018

 
 

El bruxismo es la acción de apretar o rechinar los dientes de manera involuntaria.

Suele ser más frecuente durante la noche.Por desgracia,este hábito hace que los dientes se desgasten e incluso fracturen,volviéndose más sensibles.Muchas personas se despiertan con jaquecas e incluso tensión en la mandíbula por culpa de este mal hábito que suele estar asociado a procesos de estrés.

La solución a este problema pasa por hacer a medida una férula de descarga,algo así como un protector bucal de plástico duro,que el paciente colocará por la noche a la hora de dormir y así evitar el desgaste de las piezas dentales.

18:04:31
Mártes, 14 de Noviembre del 2017

 
 
 

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí.