ESPECIALISTAS EN SONRISAS


PREGUNTAS FRECUENTES Y CONSEJOS

 

Muchos de nosotros necesitamos de implantes dentales a lo largo de nuestra vida porque es la mejor manera de reponer algún diente que hemos perdido. Aunque se usan varios materiales, los más empleados a día de hoy son los implantes dentales de titanio por las grandes ventajas que ofrece este metal.

Pero, ¿qué son los implantes dentales? Pues se trata de piezas con forma de raíz que al insertarse en el hueso maxilar proporcionan una base, pudiendo así sustituir el diente que falta con una prótesis sobre el implante como raíz. Los tornillos que se utilizan en los implantes pueden ser de titanio o de zirconio pero es, con mucha más frecuencia, el primer material el que se suele utilizar para la mayoría de los pacientes, que deberán seguir unos cuidados determinados tras contar con su prótesis.

Causas de la utilización del titanio en los implantes dentales

El titanio es el material elegido por los dentistas por varios motivos que debes conocer:

1.- Biocompatible. Es un material que responde de manera adecuada en contacto con nuestro organismo. Tanto es así, que hasta un 98 por ciento de los pacientes con implantes de titanio responden con éxito al tratamiento.

2.- Seguridad y calidad. Los estudios científicos y los resultados en tantos pacientes han demostrado que el titanio permite correctamente el proceso de osteointegración. Esto es, la conexión entre el hueso vivo y la superficie de un implante sometido a carga funcional.

3.- Resistente. Por otra parte, este material ofrece gran resistencia a distintos procesos químicos y también al óxido, por lo que su deterioro es paulatino, ya que son muy duraderos.

4.- Ligero. Una vez nos acostumbremos al implante dental no notaremos un cuerpo extraño en nuestra boca, ya que son bastante ligeros. Por otra parte, son resistentes a ataques químicos y a corrosiones en nuestra cavidad bucal.

Pero, para aquellas personas que comprenden el reducido número a las que los implantes dentales de titanio les puede resultar alérgicos, los dentistas suelen recurrir a insertarles implantes dentales de zirconio. A diferencia del titanio, que es un metal, el zirconio es un material cerámico, que no produciría ningún tipo de daño a los pacientes que tienen alergia a los metales.

¿Cómo cuidar nuestra boca tras los implantes dentales?

Una vez nuestro dentista haya realizado nuestro implante dental hemos de seguir unas pautas correctas para cuidar nuestra boca y que el implante dure lo máximo posible:

-Hábitos saludables. El tabaco no aporta ningún beneficio, pero tras un implante menos aún, así que puede ser un buena ocasión para dejar este hábito tan dañino. Y es que, está comprobado que la posibilidad de perder el hueso alrededor de los implantes es muy superior en pacientes fumadores.

-Correcta higiene dental. Pese a que hayamos recuperado nuestro diente perdido es fundamental que sigamos manteniendo una adecuada higiene dental, cepillando nuestros dientes tres veces al día, usando algún colutorio recomendado por nuestro dentista y también con una buena limpieza entre los dientes con un cepillo interdental.

-Utilizar férula. Muchos pacientes con bruximo o rechine de dientes acaban perdiendo sus piezas y necesitando implantes dentales. Si es tu caso, una vez tengas tu implante recurre a una férula de descarga, con la que disminuirás la presión que se ejerce al apretar los dientes. Así podrás evitar que tu prótesis se desgaste o se rompa y que dure intacta en tu boca lo máximo posible.

El último consejo es que acudas de forma anual a tu dentista para que te haga una revisión y evalúe si tienes todos tus dientes y muelas correctos. Él te aconsejará en caso de que necesites implantes dentales, que serán el mejor tratamiento tanto a nivel estético como orgánico.

13:26:00
Sábado, 14 de Septiembre del 2019

 
 

La técnica de los implantes All-on-4 es la última generación en implantología y su uso se indica principalmente para reponer las piezas de la parte superior, inferior o ambas, con un número reducido de implantes. Si estás pensando en realizar un tratamiento de este tipo lee atentamente, a continuación te explicamos en qué consiste y cuáles son sus características.

Qué son los implantes All-on-4

Los implantes All-on-4 se utilizan básicamente para la reposición de piezas dentales de la parte superior o inferior, siendo una técnica completamente vanguardista. Se realiza con un número reducido de implantes: dos implantes anteriores rectos y dos implantes posteriores en un ángulo preciso con los que se crea una base que otorga un mejor apoyo a la prótesis fija completa.

Esta técnica es especialmente útil en pacientes que presentan una gran pérdida de piezas y de tejido óseo en el maxilar. Aunque es un tratamiento muy efectivo resulta menos costoso puesto que se utilizan menos implantes y se recupera de manera inmediata la función de las piezas y en aspecto de la boca a nivel estético.

Para realizar los implantes All-on-4 se necesita un higienista dental y un dentista, el personal más frecuente en las cirugías dentales. Durante el procedimiento se puede aplicar anestesia con sedación consciente sin el paciente presenta alguna sensibilidad que lo requiera. Como en la cirugía se implanta una prótesis temporal, el paciente podrá tener una funcionalidad total de la boca desde el primer momento.

Las ventajas de los implantes All-on-4

Esta técnica suele resultar muy efectiva y cómoda, también evita alargar el tiempo (y con ello los costes) del tratamiento porque se realizan menos implantes de lo habitual, también se evita el injerto óseo y permite a las personas recuperar sus capacidades dentales al momento.

Además, los implantes All-on-4 tienen otras ventajas como la mejora de la retención y la estabilidad de la prótesis implantada. Con este tratamiento se ahorra bastante tiempo y se disminuyen las visitas al dentista. Gracias al resultado eficiente de la técnica y su naturaleza, el paciente contará con un acceso mayor a la higiene oral en su día a día.

La inmediatez que proporcionan los implantes All-on-4 reduce el coste del tratamiento en general y también genera una mayor satisfacción en el paciente a nivel funcional y emocional puesto que saldrá de la sesión con unas piezas dentales estéticamente efectivas y con funcionalidad inmediata en la boca.

Hasta el momento esta técnica presenta una altísima tasa de éxito, y ya que los implantes que se utilizan con el tratamiento All-on-4 son exactamente los mismos que se colocan en los otros casos no generan ningún problema posterior en su rendimiento. Estas piezas son de titanio, gracias a ello se integran muy bien en el hueso y es raro que generen algún tipo de reacción alérgica o rechazo en el paciente. Existe otra variante con un número mayor de implantes llamada All-on-6, debido a que se insertan 6 piezas, pero es menos utilizada.

19:29:07
Domingo, 08 de Septiembre del 2019

 
 

¿Te falta alguna pieza dental? ¿Te sientes inseguro con tu sonrisa o tienes dificultades para comer? Si has respondido sí a algunas de estas preguntas es muy probable que necesites restaurar tu dentadura mediante un implante dental. La implantología es la técnica más común para conseguir una dentadura duradera y bonita en el tiempo.

El implante dental está compuesto por un pequeño tornillo de titanio puro que se inserta en el hueso de la mandíbula o en el maxilar y sustituye la raíz del diente. Así, hace la labor de raíz artificial ante la falta de algún diente. Tras implantar este tornillo se coloca una corona y el resultado final serán unos dientes más estables y sanos. En España muchas personas recurren al implante dental para recuperar su salud bucal y optan por diferentes técnicas, en función de sus necesidades.

Los tipos de implante dental más utilizados en España

En España se utilizan distintos procedimientos de implante dental, según las características y necesidades del paciente. Podemos distinguir los implantes dentales en función de su forma de colocación:

1.- Carga inmediata. El implante dental de carga inmediata supone que no sea necesario que nos abran la encía para insertarlo. El dentista colocará  el implante dental y fijará la corona en el mismo momento. Para hacerlo correctamente es necesario que exista buena cantidad de hueso. Se trata de una técnica poco frecuente, pues es necesario que no exista ninguna infección en la zona.

2.- Dos fases. La técnica del implante dental en dos fases es bastante más común y es la que más se aplica en nuestro país para lucir una sonrisa bonita. La primera fase es la de colocación del implante dental para introducirlo y que se integre en el hueso. Después pasarán entre tres y cuatro meses, según la zona, para que nuestro dentista coloque el pilar y la corona.

Distintos materiales

Otra forma de clasificar los implantes es por el material con el que está fabricado el tornillo. Lo más común es que sea de titanio, que es un metal de color parecido al acero, pero más ligero, fácilmente moldeable y de gran dureza. Se utiliza en la mayoría de los casos porque presenta alta biocompatibilidad, lo que hace muy difícil su rechazo.

Pero también existe el implante dental fabricado en zirconio, otro material de mucha dureza que ya se utilizaba para la fabricación de brackets y otras herramientas para arreglar la dentadura. Es un material que evita la formación de placa bacteriana a su alrededor y suele utilizarse en aquellos pacientes alérgicos al titanio.

Por otra parte, y en función de las características de la zona y la situación particular del paciente, los implantes pueden ser de forma cónica o cilíndrica. Atendiendo a estas clasificaciones, podemos concretar que los implantes dentales que más se utilizan en España son los de titanio que se colocan en dos fases.

Si te faltan piezas dentales o tus dientes te impiden llevar una vida normal es posible que necesites un implante. ¿A qué esperas para que tu dentista te aconseje sobre tu mejor opción de implante dental?

 

12:15:53
Viernes, 26 de Julio del 2019

 
 

Los implantes dentales cada vez están más de moda. Se trata de soluciones muchísimo más prácticas y estéticas a la falta de dientes que las antiguas y nada prácticas dentaduras postizas. También, pueden ser muchísimo mejor que un empaste. No obstante tenemos que tener en cuenta que el implante debe ser cuidado con mimo.

La afección más posible de sufrir cuando tenemos un implante dental es la llamada periimplantitis. Se trata de una inflamación que suele ser producida por una mala higiene oral y bucal en la zona. También puede ser debida a que estamos masticando con mucha fuerza. En este artículo, te traemos una serie de claves para que descubras como bebés cuidar tu implante dental y de esta forma evitar tener cualquier tipo de complicaciones. Seguro que si sigues nuestros consejos a rajatabla no tendrás ningún problema.

Consejos para mantener un implante dental

Así, después de haberte sometido a la cirugía para la colocación de los implantes, es muy importante que efectúes enjuagues con clorhexidina para poder así eliminar cualquier tipo de bacteria que no se haya podido eliminar con el cepillado de la zona. En esta primera fase nuestros dientes están aún muy débiles y es importante realizar esta práctica de manera regular.

En cuanto te hayan retirado los puntos, una o dos semanas después de haberte sometido al implante dental, puedes volver a practicar las medidas de higiene normales. Éstas serían, por ejemplo, el cepillado. También hay que señalar, que en ciertas ocasiones, el mismo día de la cirugía podría haberse colocado una prótesis provisional.

Aquí los consejos a seguir son bastante claros. Por una parte debes realizar un cepillado normal de tu boca y también de tu implante dental. Debes practicarlo al menos cada 12 horas. Es decir, dos veces al día. Además, tienes que tener en cuenta especialmente la zona de la prótesis y la unión a la encía. Esa es la zona que más debe cepillar.

Por otra parte, debes realizar un cepillado con el cepillo interproximal. Esto es adecuado para las prótesis fijas y aconsejamos que utilices tanto sedas dentales como cepillos interproximales entre un implante y otro y entre un diente y el implante dental. debes escoger un tamaño del cepillo mayor o menor en relación al espacio que existe entre los dientes y a lo que te haya recomendado tu dentista habitual. Si tu prótesis puede retirarse, deberías cepillar también los anclajes unidos a los implantes que es por donde se sujeta la prótesis.

Por último, todos estos consejos no deben hacer de olvidar la importancia de acudir al dentista. Además de realizar el cepillado de los dientes y el enjuague, deberías ir de forma regular a tu dentista para que vea cómo está evolucionando tu implante. En última instancia, será tu dentista quien te dé las mejores claves para escoger el tipo de implante dental que debes tener.

 

 

16:30:03
Jueves, 18 de Julio del 2019

 
 

Los implantes dentales son unas piezas de materiales competentes, con forma de raíz, que se insertan en el hueso maxilar de los pacientes para proporcionar la base, y poder sustituir el diente ausente con una prótesis sobre el implante como raíz. Aunque esta es una descripción general, lo cierto es que existen diferentes tipos para cubrir de una forma personalizada las necesidades de cada paciente. Hoy analizamos cuáles son.

Qué son los implantes dentales

Los implantes dentales están formados por un pequeño tornillo de titanio (el titanio es el tipo de material más utilizado en implantes dentales) que se inserta en el hueso de la mandíbula o en el maxilar, sustituyendo a la raíz del diente. El objetivo de los implantes dentales consiste en funcionar como raíces artificiales ante la falta de algún diente ya sea por un accidente o una extracción. Después del implante se coloca una corona. Después de este proceso se obtendrán unos dientes estables y seguros.

A la hora de seleccionar un implante dental se deben de tener en cuenta una serie de factores, dependiendo de cada paciente y de las necesidades particulares. Otros factores importantes son los materiales y el precio de los implantes dentales, especialmente para las posibilidades económicas del paciente. Dependiendo del grado del titanio el precio del implante variará.

Los implantes dentales de zirconio

El zirconio es un material cerámico de una gran dureza y resistencia que ya se utilizaba previamente para la fabricación de brackets, pernos o muñones para colocar tras una endodoncia y la confección de puentes o coronas dentales. Una de sus ventajas es que su color blanco es muy similar al de las piezas dentales originales y tiene una extraordinaria durabilidad siempre que se mantengan unas condiciones de higiene óptimas, hasta el punto de que muchos dentistas ofrecen una garantía de por vida con estos implantes tan útiles.

Además, los implantes dentales de zirconio evitan la formación de placa bacteriana a su alrededor, es un material que resiste muy bien la corrosión de los ácidos y no provoca problemas por los cambios de temperatura. Estos implantes se utilizan en pacientes alérgicos al titanio o que quieren una cuidada estética.

La técnica que se utiliza para realizar los implantes de zirconio es la llamada biointegración: en lugar de tratarse de una unión mecánica, como en el caso de la osteointegración de los implantes de titanio, nos encontramos ante una unión química que se produce a través de una capa formada entre la superficie del hueso y la superficie del implante.

Este tipo de unión es mucho más rápida e intensa que la de la osteointegración. Se ha observado que el nivel óseo alrededor de estos implantes dentales se ha mantenido intacto con el paso del tiempo, lo cual ofrece muchas menos posibilidades de que se produzcan infecciones fruto de la acumulación de bacterias sub-gingivales.

Implantes dentales de titanio

El titanio es el material más utilizado tradicionalmente para los implantes dentales: se trata de un metal de un color similar al acero, pero más ligero, fácilmente moldeable y de una extrema dureza. Su alta biocompatibilidad hace que el organismo difícilmente lo rechace.

Para estos implantes dentales se utiliza una técnica que permite colocar las piezas de titanio, esta es la osteointegración: una unión mecánica a través de la cual las células del hueso se adhieren a la superficie del implante, consolidando así de forma progresiva su fijación al maxilar. Si no hay ningún problema a nivel de intolerancia, reacciones alérgicas o incompatibilidades esta suele ser la técnica escogida y los implantes dentales más populares.

17:17:41
Jueves, 11 de Julio del 2019

 
 
 

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí.