ESPECIALISTAS EN SONRISAS


PREGUNTAS FRECUENTES Y CONSEJOS

 

¿Quién no ha sufrido caries alguna vez? Lo cierto es que pocas personas se libran a lo largo de su vida de sufrir, aunque sea, una caries. Dolorosa en algunas ocasiones, la identificación de una caries también puede ser el primer paso para identificar otros problemas bucales. Ignorarlas no es la solución, y saber qué son y cómo tratar las caries es algo esencial cara a tener una buena salud bucodental.

La caries dental es la destrucción o el reblandecimiento del esmalte y la dentina que se origina como consecuencia de la actividad destructora de un grupo de bacterias que producen ácido (placa dental) y están localizadas sobre las superficies dentales. Se inicia en la periferia, progresa en profundidad y conduce a pérdidas de sustancias en forma de cavidades.

Y es que cuanto más tiempo una persona tenga una caries no tratada o no localizada, será peor para el resto de piezas dentales. Las causas de las caries son muchas y muy diversas y es que la propia morfología, composición o maduración del propio esmalte dental incide en mayor o menor grado en la proliferación y desarrollo de las caries. Otra de las causas de las caries es la salivación natural de cada persona, ya que la saliva puede ayudar o no en la protección de los dientes. Se ha comprobado que a mayor disminución de la saliva, mayor proliferación de caries.

Porqué aparecen las caries

Una mala dieta es otra de las causas de la caries. Y es que la acción bacteriana se acelera si nuestra ingesta de hidratos de carbono se acelera, especialmente si consumimos azúcar, refrescos y productos como bollería, caramelos… éstos pueden provocar que el PH de nuestros dientes baje y no se produzca la tan importante remineralización de nuestras piezas dentales. Y como no, la poca o nula limpieza bucal también es otra de las causas de la aparición de las caries. Nuestra boca alberga una enorme cantidad de microorganismos y la interacción entre algunos de ellos puede ayudar a provocar caries. La flora microbiana encuentra en diferentes zonas del esmalte un lugar propicio para su proliferación y es ahí cuando empiezan los problemas para nuestros dientes.

Tratamiento contra las caries

A la hora de tratar las caries es vital acudir a un especialista para que analice el problema y el estado de esa caries. Antes que ello, prevenirla es la mejor solución: una buena higiene bucodental, el uso de enjuagues bucales, aumentar el consumo de alimentos con vitamina K2 esencial en el desarrollo de las piezas dentales… y si has llegado demasiado tarde, lo primero que hay que hacer es que la caries sea retirada para siempre y que su hueco se rellene con una obturación dental o empaste. Pueden ser amalgames dentales plateadas de plata y mercurio, compuestos a base de resina o a base de incrustaciones inlay y onlay fabricadas con cerámica o metal a partir de un molde de la pieza.

Endodoncias

Practicar una endodoncia es otra de las soluciones en cómo trata una caries. Extraer el nervio si la caries ha afectado a la pulpa dental es la solución más eficiente. Se desinfecta la raíz, el diente se queda sin sensibilidad y se rellena. Otra  solución es el absceso dental. Se trata de un último recurso donde el odontólogo extrae la pieza completa y la sustituye por un implante.

 ¡Contáctanos para encontrar una solución a tus caries! 

 

09:58:18
Miércoles, 30 de Octubre del 2019

 
 

El tabaco es un hábito que no solo puede causar problemas en la salud, sino también en los dientes. Por eso, en el caso de que te hayas puesto unos implantes o estés sometiéndote a otro tipo de tratamiento dental, es importante que sepas cómo afecta el tabaco a los dientes para que seas consciente de las consecuencias que este hábito puede tener para tu salud bucodental.

¿Qué provoca el tabaco en los dientes?

Si te preguntas cómo afecta el tabaco a los dientes una de las formas más claras de comprobarlo es mediante esas manchas amarillas que pueden empezar a sustituir al blanco natural de tu dentadura. Esto es un problema, ya que los dientes son nuestra carta de presentación. Por esta razón, si te estás planteando realizar una limpieza o blanqueamiento dental, debes saber que este no será efectivo si continúas fumando.

Las encías también pueden empezar a presentar manchas, lo que se conoce como melanosis del fumador. Esta consecuencia de cómo afecta el tabaco a los dientes no es dolorosa ni provoca ningún problema mayor y desaparece, siempre y cuando, se abandone el hábito. Sin embargo, puede que te encuentres con otra consecuencia: la periodontitis crónica.

La periodontitis crónica es una enfermedad de las encías que provoca una debilitación del hueso, su posterior pérdida y la caída de las piezas dentales. Esta es una de las formas más graves de cómo afecta el tabaco a los dientes. Puede que tengas que someterte a una reconstrucción completa de la boca debido a este hábito.

Con todo, otra de las formas sobre cómo afecta el tabaco a los dientes es la aparición de sarro y de caries. Aunque esto es algo que puede suceder, las posibilidades de sufrir este tipo de problemas se incrementan si fumas. La razón está en que el tabaco altera la microbiota de tu boca, disminuyendo el flujo de saliva. Este es uno de los motivos por los que el sarro y las caries pueden convertirse en una preocupación constante.

El tabaco y los implantes dentales

Ahora que ya sabes cómo afecta el tabaco a los dientes, puede que te preguntes si también este hábito tiene alguna repercusión para los implantes dentales. Recuerda que estos requieren de una cirugía para reemplazar a aquellos dientes que se han perdido o se han dañado, por ejemplo, a causa de una periodontitis crónica. Sin embargo, ¿se puede seguir fumando tras una intervención así?

Lo cierto es que no solo el tabaco afecta a los dientes, sino también a los implantes. Al igual que las piezas naturales, estos pueden volverse amarillos o las encías pueden seguir sufriendo de la enfermedad que las debilita. Por esto, es tan importante tener presente cómo afecta el tabaco a los dientes.

Al tener las encías débiles, las probabilidades de que los implantes dentales se pierdan son muy elevadas. Por esa razón, los profesionales de la salud bucodental te recomendarán dejar de fumar o reducir, lo máximo que puedas, este hábito. Pues, por mucho que se repongan los implantes, si las encías siguen debilitadas, será difícil que se mantengan, otra de las consecuencias de cómo afecta el tabaco a los dientes.

Como has podido darte cuenta, existen diferentes formas sobre cómo afecta el tabaco a los dientes. Ninguna de ellas es fácil de resolver a menos que puedas eliminar, por completo, este hábito. Te recordamos que esto es indispensable para que, en el caso de que tengas implantes, estos puedan mantenerse en el tiempo y puedas disfrutar, así, de una boca sana y con todas las piezas.

Asimismo, aunque sepas ahora cómo afecta el tabaco a los dientes, queremos recordarte que acudas al dentista, al menos una vez al año, para realizar una revisión completa del estado de tu boca. Esto te permitirá tomar medidas antes de que la situación empeore y no haya más solución que cambiar la mayoría de las piezas dentales.

10:15:10
Domingo, 20 de Octubre del 2019

 
 

Las consecuencias del pasado, repercuten en el futuro. Y por ello, no hay nada mejor que cuidarse desde pequeños. También en lo que se refiere a nuestra salud bucodental. Un adulto con una boca sana y sin problemas, tendrá más opciones de conservarla así pese a que pasen los años que otro cuya higiene en este aspecto y cuyos hábitos de limpieza no hayan sido los adecuados desde la más tierna infancia.

Enseñar una educación bucodental a nuestros hijos desde pequeños es una obligación de todo padre. Confiarle ciertas prácticas de higiene y una base elemental para que cada día los más pequeños limpien sus dientes. Sin embargo, muchos padres se hacen la misma pregunta, ¿desde cuándo debo llevar a mi hijo al dentista?

Porque no solo basta en enseñarle una buena educación en este aspecto y buenos hábitos, también revisiones periódicas que, por una parte, controlen que sus dientes crecen con normalidad y también para que vea que éstos también son una parte importante que se deben cuidar.

La primera visita de un niño al dentista

Según una encuesta realizada por Salud Bucodental en Preescolares en España, el 26,2% de los niños con edades inferiores a los 4 años ya tienen caries. Y la cifra se debe a la mala alimentación que viene disparándose en España y que, cada año, sigue en aumento. Para atajar este problema hay que llevar por primera vez al niño al dentista al cumplir su primer año de edad.

En esta primera vista, el odontólogo examinará los dientes y las encías de los más pequeños, comprobando que todo se desarrolla con normalidad, que no existen alteraciones en el crecimiento y se empezará ya a elaborar un informe bucodental del pequeño paciente, algo que le acompañará de por vida.

En la primera visita al dentista se comprobará si el niño tiene problemas como mordida cruzada, si los dientes que ya tiene encajan bien al cerrar la mandíbula o si existen las llamadas caries del biberón. Si esto ocurre, se le dará unos consejos a los padres para que ayuden a su hijo a revestir el problema.

Y es que, incluso antes de que le salga el primer diente, se puede ayudar al bebé a tener una buena higiene bucodental. ¿Cómo? Por ejemplo, limpiándole con una gasa humedecida y hasta los dos años, ayudándole a cepillarse los dientes eso sí, sin pasta dentífrica. Cuando pasen de estos dos años, existen pastas de dientes específicas para niños cuyo contenido en flúor es mínimo.

21:32:50
Jueves, 17 de Octubre del 2019

 
 

¿Estás pensando en ponerte un implante? ¿Quizás una prótesis? ¿Ambas? Lo cierto es que antiguamente, la única manera que teníamos de conseguir una sonrisa perfecta cuando nos faltaba una o varias piezas dentales, era usar una prótesis dental. Más conocida como dentadura postiza.

Esto tenía varios problemas. En primer lugar, se trataba de un dispositivo que se movía mucho generando cierta incomodidad. No era práctico de tener ni, tampoco, para hablar o realizar funciones con la boca como por ejemplo masticar alimentos y tragar. Por eso, desde hace algún tiempo, se está utilizando otro método mucho más eficaz: la prótesis sobre implantes. Este desarrollo ha cambiado la vida de los usuarios de este tipo de elementos hasta el punto de mejorar sensiblemente la calidad de sus vidas.

En el terreno de la implantología, la prótesis sobre implantes es, sin duda, la mejor opción cuando se trata de sustituir piezas dentales deterioradas o que no están y hacer, al mismo tiempo, que el conjunto de la boca tenga un aspecto saludable y estéticamente positivo. Por eso, si estás buscando una solución dental que sea al mismo tiempo estética y que te permita comer y realizar cualquier tipo de acción con eficacia, un tratamiento de prótesis sobre implantes es, seguramente, lo más adecuado para tu caso.

 

¿Cómo es exactamente el tratamiento de prótesis sobre implantes?

La prótesis sobre implantes dentales se basa en dos principios complementarios pero diferentes. Así, por una parte, se trata de crear un anclaje en la encía: Esto se consigue, en implantología, a través de la colocación de implantes dentales clásicos que anclan el diente nuevo. Estos implantes no se puede mover en ningún momento y están totalmente fijos a la encía. De esta forma, ni nos molestarán ni los notaremos. Para nosotros serán como dientes normales.

Estos implantes, presentan la ventaja de que pueden adaptarse a cualquier lugar y a cualquier situación. Existen implantes de mayor a menor tamaño en función de las necesidades de nuestra boca, y no es necesario realizar ningún tipo de intervención sobre los dientes anexos; como sí ocurría antiguamente con otro tipo de soluciones similares para estos problemas tan comunes.

Una vez que se dispone de los implantes, lo que hace la implantología es situar sobre estos las llamadas coronas. Es decir, la prótesis que se coloca encima de los implantes dentales. Este tratamiento consiste en una forma de embellecer el resultado final que, de no optarse por él y solo aplicarse los implantes, no sería estéticamente bueno.

Hace falta señalar que las personas que disponen de prótesis sobre implantes cuentan con lo mejor de los dos mundos. Por una parte, pueden comer, hablar, tragar y efectuar con la boca cualquier actividad normal. Lo harán sin ningún tipo de dolor ni molestias debido a los implantes dentales. Además, podrán beneficiarse de la estética de una prótesis dental. De esta forma, su dentadura exterior lúcida perfecta y la imagen global de la cara y de la sonrisa será muy positiva.

Gracias a esta técnica, la implantologia a podido avanzar mucho y conseguir resultados muy positivos. Además, también cabe señalar el hecho de que se trata de un procedimiento de muy fácil instalación. Basta con acudir al odontólogo o dentista para que nos haga una primera valoración, y, después, poder proceder a las intervenciones.

Desde luego, se trata de una intervención que puede llevar más tiempo que la instalación de una prótesis pero que tiene una gran durabilidad a largo plazo. ¿A qué estás esperando para ponerte tu prótesis sobre implantes?

 

22:49:42
Sábado, 28 de Septiembre del 2019

 
 

Los implantes dentales han mejorado tanto y están tan desarrollados que apenas podemos distinguirlos de un diente de verdad. y esto, en muchas ocasiones, nos hace pensar que los implantes dentales son algo de hace muy poco tiempo.


Sin embargo, los implantes dentales tienen ya una gran historia detrás de ellos. Por eso, para que conozcas mucho mejor de qué se trata el implante dental y cuál es su historia, te traemos este artículo en el que te sorprenderá lo antiguos que son. Y también, cómo no, lo mucho que han ido evolucionando a lo largo de los últimos años.


Y es que la preocupación por tener una dentadura sana fuerte y estética, no es algo de las últimas décadas, sino que el ser humano siempre ha tenido como una prioridad a lo largo de la historia y en diferentes países y culturas.

Hace miles de años los implantes dentales

Efectivamente, has leído bien, estamos hablando de hace miles de años. Y es que, el primer implante dental del que se tiene noticia se produjo en el antiguo Egipto, mucho antes del nacimiento de Cristo y en la época en la que se construían las pirámides. Como ves, los implantes dentales son mucho más antiguos que el papel o la pólvora.


Y es que no solamente en el antiguo Egipto había implantes dentales que se han mantenido hasta la actualidad gracias al proceso de momificación y conservación, sino que también había grandes dentistas. Por ejemplo, se sabe que el primer dentista de nombre conocido fue una persona llamada Hesi-Ra en el año 2600 antes de Cristo. Dicho con otras palabras, estamos nosotros más cerca del nacimiento de Cristo en una línea temporal de lo que lo estaba el primer dentista conocido.


Al parecer, los implantes no solamente son tan antiguos, sino también la extracción de dientes de forma profesional, que se retrotrae al 1900 antes de Cristo.
Desde luego, en lo que sí que ha habido una evolución enorme, ha sido en la evolución de los implantes. Así, en aquella época los dientes que se implanta van eran dientes que procedían de animales o, también, dientes artificiales moldeados a partir de huesos o marfil. Evidentemente, a diferencia de hoy en día, en aquella época este tipo de tratamiento se estaban solamente reservados a la clase dirigente.


Tampoco pensemos que eran algo exclusivo del antiguo Egipto. En la América precolombina se realizaban también implantes dentales de forma bastante extensiva. Así, se registra que en la actual Honduras hubo una persona a la que se le practicaron implantes dentales en un material semejante a la piedra y de color oscuro. El análisis de los dentistas y de los arqueólogos demostró que estos dientes no solamente eran estéticos sino que, además, eran totalmente funcionales.


Lo que sí que eran los implantes dentales en esa época era mucho más doloroso que hoy en día. No existía la anestesia local que hace que realizar un implante dental no duela nada, por lo que debían recurrir a plantas medicinales y psicotrópicos para adormecer o calmar los dolores.

 

Como ves, vivir en 2019 es muchísimo mejor que hacerlo en aquella época, por más que también en la antigüedad tuviesen implantes dentales. Ahora, a diferencia de entonces, el proceso para realizar un implante dental es mucho más sencillo, totalmente indoloro y asequible a todas las clases sociales con precios bastante económicos. La historia avanza siempre y, en el caso de los implantes dentales, desde luego que no es una excepción. ¿Te apetece venir y que te demos presupuesto para ponerte el tuyo?

21:43:47
Jueves, 19 de Septiembre del 2019

 
 
 

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí.